Crónica Ribera Run Race 2018

Ribera Run Race es una experiencia más que una carrera, y hoy a los corredores es lo que nos gusta, el poder vivir una aventura, el poder disfrutar de una experiencia diferente y especial. Y todo eso y más lo puedes encontrar en esta carrera con distancias aptas para todo tipo de corredores pudiendo elegir desde los 5 kilómetros para los que se quieran iniciar a los 56 de la prueba larga.

Ribera Run Race 2018

Mi Carrera

Es muy difícil para mi el gestionar pruebas de larga distancia, por que para mi influyen un montón de circunstancias que me pueden complicar una carrera. 

Salimos del la Plaza del Coso, neutralizados durante un par de kilómetros por que vamos a pasar por un lugar especial, yo me imaginaba que lugar era, y si acerté, por las entrañas de las Bodegas de Protos, y para mi ese fue un auténtico regalo, por que sé cuanta cultura, cuanto trabajo y cuanta dedicación hay detrás de eso. En mi tierra siempre hubo tradición de vino, y a mi me gusta un buen vino. 


“Orillas del Duero” Antonio Machado

Se ha asomado una cigüeña a lo alto del campanario. 
Girando en torno a la torre y al caserón solitario, 
ya las golondrinas chillan. Pasaron del blanco invierno, 
de nevascas y ventiscas los crudos soplos de infierno. 

Es una tibia mañana. 
El sol calienta un poquito la pobre tierra soriana. 

Pasados los verdes pinos, 
casi azules, primavera 
se ve brotar en los finos 
chopos de la carretera 
y del río. El Duero corre, terso y mudo, mansamente. 
El campo parece, más que joven, adolescente. 

Entre las hierbas alguna humilde flor ha nacido, 
azul o blanca. ¡Belleza del campo apenas florido, 
y mística primavera! 

¡Chopos del camino blanco, álamos de la ribera, 
espuma de la montaña 
ante la azul lejanía, 
sol del día, claro día! 
¡Hermosa tierra de España!


A partir de ese momento se lanzó la carrera siguiendo la Ribera del Duero, la bonita Ribera del Duero, que nos regaló sombra con sus choperas, con sus álamos, y fresnos, de no ser por ellos no lo pasaríamos tan bien, ya que desde primera hora de la mañana el sol castellano nos atizó de lo lindo.

Hicimos paso y parada por preciosas y prestigiosas bodegas, primero lo hicimos en la Bodega Tresmano, luego lo hicimos por Dehesa los Canónigos, y en ella hice buena gala de gusto y agradecimiento bebiendo un poco de su maravilloso Ribera del Duero.  Justo después llegamos al Yacimiento Arqueológico de Pintia, y al espectacular Monasterio de Valbuena, este sin duda es el plato fuerte de la carrera, poder pasar por sitios mágicos que de otra forma sería imposible.

Y por último para mi, llegamos a la Bodega Emina donde apenas paré un minuto, seguí un par de kilómetros con un fuerte dolor de barriga, con lo que decidí darme la vuelta, se como es mi estómago, se como trabaja mi organismo, en ese punto marchaba noveno 28 kilómetros en 2 horas 20 minutos, me quedaban otros 28 kilómetros, podría hacerla paseando, pero precisamente como se como funciona este cuerpecito no he querido arriesgarme a llevarlo al límite y pasar muchos días fastidiado.


“Ribera Run Race es una auténtica experiencia, altamente recomendable para disfrutar sin estar pendiente del reloj, tan sólo hay que estar pendiente del buen ambiente”

Me quedo con todo lo que he disfrutado, lo bien que me he visto, lo rápido que he corrido, y lo precioso de la carrera, en la que ademas he estado con grandes profesionales y amigos: Depa, Elena, Dani (se cascó los 25 como un campeón),  Mikael. a los amigos de Terraincognita, a Tere, a las “Grupies” apoyando a la Nuri (enhorabuena por esa carreraza). al bandolero, al señor Arribas, y a mi osito David. así es bien ir a cualquier sitio independientemente de como salgan los planes.

CRONICA: CARRERA LLARANES

Tocaba acabar el mes, un mes en el que ha habido muchos kilómetros de competición y de entrenamientos, recordemos que el primer fin de semana del mes me enfrente a las 10 horas en cinta , la semana siguiente a las 24 horas de La Fresneda, la siguiente al Ultra Resistencia Reino Astur, y para rematar tenía esta carrera al lado de casa, corta, potente, en la cual buscaba disfrutar de nuevo con las Vibram five fingers Bikila’s.

La carrera sobre un trazado de 5’5 kilómetros era de tarde, por lo que me permití el lujo de entrenar de mañana unos 11 kilómetros con Alex Novo, el clima para la carrera creo que era el ideal, ya que justo antes de empezar cayó un buen chaparrón que refrescó un poco el clima, con puntualidad a las siete de la tarde se guarda un minuto de silencio, se da un pistoletazo de salida, todos vamos excesivamente rápido, me mantengo cuarto, pero poco a poco la cabeza de carrera se me escapa, por zonas de asfalto mojado no me traccionan bien las VFF, tengo que amoldarme a ellas y no gastar energias de forma inutil, me da caza un corredor, no doy seguido su ritmo, trato de guardar un poco de fuerzas para el último tirón, vuelvo a tener problemas de tracción y me dan caza dos corredores de atletismo rato, intento tirar detrás de ellos, aguantar un poco, pero van muy sueltos, en los últimos dos kilómetros me vengo ariba con todo lo que me queda y empiezo a tirar, no es suficiente para pillar a nadie, pero si para llegar en una muy buena séptima posición parando el crono en unos impresionantes 18 min 32 seg, muy satisfecho por el gran mes que llevo y sorprendido de poder correr tan rápido, para mi ha sido un regalo y una victoria.

CARRERA LLARANES

Ahora toca volver a la montaña para preparar sendas medias maratones que me quedan.