CRÓNICA: TRAIL PEÑALARA 60

Este era sin lugar a dudas una de las carreras más esperadas de la temporada, posiblemente una de las que mejor se adaptaría a mi, o quizás yo a ella, y es que las ganas me vienen de largo cuando el año pasado ya tenía dorsal, el cual no pude usar, pero pude ser testigo de la inmensa GTP150 ese grandioso experimento de 5 valientes, que posiblemente incentivó más mis ganas de correr por la bonita sierra del Guadarrama, así que con esta premisa nos cogimos unas pequeñas vacaciones, y la familia Madriñán se fue a los madriles a disfrutar de las carreras y de la familia.

Pero aquí vamos a centrarnos en lo deportivo, no vamos a crear polémicas, pero si dar puntos de vista en pro de mejorar esta carrera la cual va creciendo año tras año, y tiene que mejorar año tras año.

Con tranquilidad el viernes y con bastante ambiente en la feria del corredor vamos a recoger el dorsal, preguntan entre los que estamos en la fila de 60k y 80 k cuantos hemos reservado autobus (modico precio de 5 Eur) por que ya no quedan plazas, esto nos deja un poco descolocados ya que la salida en Miraflores queda a casi una hora de coche, y ya no es tener que madrugar una hora más para ir a la salida, si no que después hay que ir buscar el vehículo de alguna manera, he repasado los correos de info, y no he visto que diga en ningún sitio que haya que reservar autobus, esto para un corredor puede ser un problema, por que más de uno no encontró ni autobus ni vehículo para tomar la salida, en mi caso felizmente he podido conseguir una plaza en autobus, ya que la organización en todo momento quería solventar los problemas que iban surgiendo.

Lo más sencillo, bajo mi punto de vista, hubiera sido autobuses para todos con el precio incluido en la inscripción, se hace el control de material antes de subirse al mismo, y con la misma todos al cajón de salida, para salir pitando para el monte.

Llegamos a Miraflores, he pasado una mala noche, apenas he dormido al darme cuenta que la organización dentro del material obligatorio incluia llevar 1,5 litros de liquido, y yo me he olvidado el sistema de hidratación en el congelador a 500 km de distancia, lo primero que pienso es que me van a descalificar, pero por suerte tengo una botella de 900 cl y dos botellines de agua de 33cl, así que con eso creo que podemos seguir adelante.

Nos metemeos en el cajón de salida, hay gente de mucha calidad en el mismo, va a ser una carrera dura, con mucho sol, pero vamos a disfrutar al máximo, de eso no me cabe duda, vamos entrando en dicho cajón activando el chip, pero nadie controla el material que llevamos, muchos tan solo llevan un cinto con una botella de medio litro, incluso uno no entra en el cajón sencillamente se coloca delante de la cinta de salida.

Dan la salida, como siempre vamos fuerte, somos un grupito de siete corredores los que vamos en cabeza, el ritmo es alto por lo que el pelotón enseguida se estira, me encuentro bien, con muchas ganas, pero dejo que cada uno (entre ellos yo) vaya ocupando su lugar en la carrera.

Llegamos al primer avituallamiento en el kilómetro 12, hemos ido fuerte, llego a escasos segundos de Castan y del resto de corredores, allí me encuentro a Belen con mis Cantio, (así si que se puede hacer una carrera más que bien). Como algo, bebo un par de vasos de agua y salgo pitando bajo el consejo de Belen la cual me decia, despacito, que queda mucha carrera y vais muy fuerte, razón no le faltaba, así que nos tiramos a la carrera a buen ritmo pero con algo más de cabeza, ahora viene una bajada potente en la que se puede correr muy rápido, voy el 15 o así, sintiendome genial y con fuerzas, pero creo que lo mejor es ir reservando, así que no desfondo, simplemete trato de mantener el ritmo.

Hasta ahora el recorrido ha sido de bosque bajo, y mucha pista, fresquito lo cual se agradece, y la recta que nos lleva a la Rascafria sencillamente parece interminable, llegamos a ese avituallamiento, ahí si que nos piden determinadas cosas para entrar en el avituallamiento, en mi caso me pidieron manta, teléfono y vaso, pero la verdad es que entre tanto jaleo la gente entraba y salia del avituallamiento tantas veces como quería con lo que no era demasiado difícil sortear ese bache.

Comemos bien, bebemos bien y tomamos otro medio Cantio 41º que me da Belen, y salimos como sin perder tiempo, ahora comienza la subida al reventón, poco a poco vamos ganando altura, y aquí ya adelantamos a muchos corremontes de la carrera de 80 km, el paisaje va cambiando poco a poco, va dejando de ser un lucido bosque en el que por el centro de la senda solo hay piedras a ganar vistosidad convirtiendose en un paisaje más montañero y técnico, el camino a Peñalara, en toda la súbida voy cómodo, guardando fuerzas, trato de correr todo el rato pero en los desniveles más grandes me guardo.

peñalara

Comenzamos a subir Peñalara, y esto si que me gusta, es técnica pero se puede subir rápido, hay mucha gente conocida animando, y mucho Madrileño disfrutando de su sierra, en este tramo quizás pierda más tiempo, pero es donde mejor me lo paso con diferencia, que bonito es.

Ahora comienza la bajada a Cotos, se que allí estará esperando la familia, y eso cuando llevas muchos kilómetros encima emociona, asíq ue emocionado bajo hacia Cotos, quizás en este punto pudiera ir un poco más fuerte, pero es aqui donde más me desconcentro y me dejo llevar, llegamos a Cotos y allí está mi pequeño dando ejemplo y animando a todos los corredores, no me lo pienso, me tiro al suelo con el, lo cojo y nos vamos los dos al trote a avituallar, se merecia su tiempo, me tomo el último Cantio, y salir pitando hacía la Bola del Mundo, esta subida voy cómodo, pero se me hace interminable, no dan pasado los kilómetros, para mi la parte más aburrida, al fin llegamos, ahora toca bajada por pista, voy bien, pero hace pupa, llegamos a la barranca y es aquí donde peor voy, solo faltan 10 kilómetros a meta, pero esos primeros de bajada con tanta piedra se me atragantan bastante tropezando en numerosas ocasiones, así que me lo tomo con filosofia.

TP60

Últimos cuatro kilómetros, aquí es pista abierta, se puede correr a saco, así que me pongo a ello, me quedan fuerzas, pero tengo demasiadas ganas de llegar a meta, el calor ya es desproporcionado, así que me enfrio los pensamientos y corro sin más mirando hacia atrás a ver si viene alguien más, entramos en Navacerrada, tengo corredores a tiro, pero ahora no es momento de atacar, así que encaro meta, me cojo a mi pequeño y juntos nos vamos a la llegada junto Depa.

Han sido 7 horas 17 minutos, puesto 25 de la general, estoy feliz, contento y satifecho con la carrera, siempre podemos mejorar, pero en ese momento dimos lo mejor que teníamos, quiero felicitar a la organización, por que han conseguido sacar la carrera adelante al igual que o ellos pueden mejorar y tienen la intención de hacerlo, con eso se va a todas partes.

TP60

Quiero tambien darles las gracias, pero ese primer honor lo dejo para mi familia y amigos, que son los que siempre se están preocupando en todo momento como voy, Peñalara ha sido grande, pero ver ahí arriba a kaiku ha ayudado mucho. Gracias Depa por la ayuda, Gracias Belen por cuidarme, gracias Felipe y todos los voluntarios, y gracias Sergio por contar conmigo, sl próximo año repetimos carrera que no experiencia.

TP60

Material utilizado:

CRÓNICA: TRAIL VILLALFEIDE – POLVOREDA (21K/D+1400)

Tras 6 fines de semana de competiciones tenía muchas ganas de llegar a esta carrera para poder “descansar”, también tenía muchas ganas de hacerlo bien, de dar todo lo que llevo dentro.

Amanece temprano para mi, en vez de ir el día anterior a la carrera, opto por hacerlo el mismo día, no es la opción más cómoda, pero el que quiere disfrutar de carreras y familia es el precio que tiene que pagar.

Puntualmente estoy en Villalfeide a las 8 de la mañana, alguna cara conocida se ve por ahí, entre ellas Miguel, compañero de Avientu, caliento mientras intercambio palabras e impresiones con Jesús Calleja y con Manu Merillas, lleva toda la semana mal del estómago y a mi pregunta de ¿como vas a ir? su respuesta. -!al corte¡.

Puntualmente dan la salida tras un minuto de silencio por los tres alpinistas muertos recientemente, me pego a Merillas y a Villa, se que mucho no puedo seguir el ritmo, pero en mi mente está desarrollar la estrategia de sube muy rápido para que el calor te pille bajando.

Los ritmos de los primeros kilómetros son brutales, bastante por debajo de los 4min/km, en apenas tres kilómetros ya hay diferencias y pese a que hasta el kilómetro 5 puedo verlos a unos cientos de metros ya hay muchas diferencias en carrera. Me pasan algunos corremontes, voy más o menos entre los 15 primeros corredores, empezamos la parte más dura de subida al “Polvoreda”, en apenas 4 kilómetros tenemos unos 1000 metros de desnivel positivo.

TRAIL VILLALFEIDE

  Trato de no perder mucha coba, y también de no perder muchas posiciones, me pasa entre otros Raquel Maestre, menuda temporada de carreras se está gastando esta chica. La subida es muy bonita, con mucha roca, las sense mantra se pegan a ella como lapas, una vez más he acertado con el calzado, cedo hasta la posición 26 al llegar al alto del Polvoreda, ahora me toca ponerme las pilas en la bajada e intentar recuperar algún puesto.

Esta es muy dura y técnica, tengo a tiro a un par de corredores, les está costando bajar rápido, cualquier mal apoyo o resbalón puede costar la carrera ya que es un tramo muy abrupto lleno de piedras por todos los lados, consigo darles caza, bajamos a un ritmo muy bueno pese a que las piernas ya están magulladas, trato de seguir titando con esa fuerza, es cuestión de tiempo que aparezca alguien más.

Así es en poco tiempo me topo con un par más de corredores entre los que está la segunda femina, faltan tan solo un par de kilómetros para terminar, lleva un ritmo bueno y cómodo, no viene nadie a la vista, así que esos últimos metros son para disfrutar, no necesito ningún puesto más, y se ha ganado una meta en cabeza.

El ambiente de meta es espectacular, voy inundado de alegría, hemos parado el crono en 2 h 28 minutos, le he recortado a Pajares un cuarto de hora, y me siento bien muy bien, muy contento con una 23 posición general y 11 de la Copa CyL.

He disfrutado de una carrera de 10, tanto en organización como en humanidad, he disfrutado también de los paisajes más bonitos de nuestra comunidad vecina, realmente desconocía esa espectacular montaña Leonesa y creo que durante mucho tiempo guardaré en mi memoria esos bonitos paisajes.

La carrera se la llevó Pablo Villa, seguido de Merillas, en Feminas Raquel, seguida de Alma.

Un gran día en compañía de grandes personas.

CRÓNICA: IV TRAIL VALGRANDE – PAJARES

Una carrera espectacular que crece desproporcionadamente año tras año, una carrera especial que todos esperamos con pasión durante todo el año.

Si, soy Avientu, pero soy objetivo, y este Trail tiene un nombre que día a día crece para traernos a los mejores corredores de montaña de todo el mundo, para fijar en nuestras retinas los paisajes más hermososo de la montaña Asturiana, para pasar una jornada increíble, donde el amor por la naturaleza y el trabajo bien hecho es la tónica dominante.

Así arrancamos festivamente este IV Trail de Valgrande, amenizados por dos speakers de excepción, Ruben Nembra y “Depa”, pero más que excepcionales speakers, son excepcionales personas.

En la linea de salida, Merillas, Oihana, Campillo, Santi, Samu, Villa, Piñera, Cuenca, Arcas, Lolo Díez, Maite……. y una interminable lista de grandísimos corredores, por delante 22 kilómetros con un total de 3500 metros de desnivel, un paisaje precioso y un clima ideal para hacer una buena carrera.

Empezamos fuerte como siempre, pero hay mucha más gente adelante de lo que se suele ser habitual, los dos primeros kilómetros los pasamos muy rápidos, pero comenzamos a subir dirección “Celleros” (1831m), esa primera subida es dura, el cuerpo aun no está del todo caliente, y es la que más se nos atraganta a todos, no es sencillo subir por este torrente invernal, el cual tiene perforado el suelo y es relativamente fácil despistarse y meterte dentro de uno de estos agujeros.

Una vez en la cima comenzamos a bajar muy rápido, me encuentro cómodo, y soy capaz de bajar a gran velocidad, encaramos ya la primera subida al “Cuitu negro” (1853m), que es el punto más alto que nos encontraremos en la estación de esquí, pero hasta llegar a ese punto, tenemos unos cuantos kilómetros de subidas y bajadas bastante rápidos.

Volvemos a bajar muy rápido, vamos frescos y sobre todo disfrutando de un paisaje espectacular, nos quedan un  par de puntos complicados, el primero es la subida al “Trito” con desniveles que llegan al 60% en los cuales tengo que apoyarme con las manos en varias ocasiones, son unos 300 metros muy duros, llenos de gente animando que hacen que sea un momento espectacular, e increíble.

Eso sin duda da fuerzas para que podamos continuar, solo nos queda subir “tres Marias” para deleitarnos por el “bosque de Arbás”, me encanta esa bajada por un terreno tan suave, la verdad es que esa bajada es especial, simula una especia de danza entre los corredores y el medio, los cuales tienen que saltar y bailar al son de las ramas de los arboles caídas.

Estamos ya en el kilómetro 16, ahora viene una de las subidas más fuertes de toda la carrera, la segunda subida al “Cuitu Negru” pero esta ya va con calma, por que después hasta meta será un paseo rapido.

Así es, ascendemos con calma, perdiendo alguna posición, eso es lo de menos, la carrera está hecha y hay que pensar que el fin de semana que viene toca otra, da lo mismo unos minutos más o menos lo que importa es lo que hemos disfrutado de esta gran carrera, de este gran paisaje y de este gran día.

Hacemos la última bajada, tres kilómetros impresionantes, con mucha piedra, saben a gloria cuando uno ya siente el ambientazo que hay en la estanción de esquí, lo conseguimos posición 60, bajando mi tiempo 20 minutos, 2 horas 42 min disfrutando de la montaña a lo grande, si algo queda claro es que en el quinto aniversario allí estaremos dando el callo, por que si alguna carrera lo merece, es esta.

Impresionante el rendimiento que le he sacado nuevamente a las Salomon Sense Mantra, sin duda su polivalencia y agarre hacen que pueda correr mucho y cómodo, también encantado con el pantalón Trail Short Long, el cual he usado en varias carreras largas y me ha ido muy bien, pronto lo analizaremos más a fondo.

Y para terminar quiero dar las gracias a todo Avientu, la calidad de un equipo se mide por las personas que lo componen y en este equipo hay personas muy grandes, gracias de nuevo a todos por una jornada espectacular.