El ave Fénix resurge de sus cenizas


El ave Fénix es el único pájaro capaz de resurgir de sus propias cenizas. Desde los griegos con su mitología hasta hoy en día hemos oído mil historias sobre el ave Fénix. J.K. Rowling le dio en uno de sus libros especial importancia (Harry Potter y la Cámara Secreta), precisamente porque el ave revivió y ayudó al protagonista a vencer a su adversario. Esa historia podríamos trasladarla al mundo del deporte. ¿Quién es el ave Fénix del deporte? Juan Carlos Ferrero.

Ferrero es ese deportista que, aunque no hayan pasado 500 años, ha revivido una y otra vez de sus cenizas y siempre esta donde se le espera para ayudar a vencer al adversario. Desde que despuntara su carrera con la Copa Davis del año 2000 y llegara a su máximo esplendor en 2003 cuando consiguió el número uno del mundo, hasta la actualidad se ha quemado y renacido varias veces. Quizás si su carrera hubiese sido más regular, sin tanta montaña rusa por el medio, no podríamos hablar del ave Fénix del tenis.

Nunca ha sido un tenista demasiado mediático y cuando se ausento por un año de los circuitos paso inadvertido, pero solo él y unos pocos más son capaces de renacer y volver a estar ahí. Muchas lesiones, poca autoestima y una difícil recuperación le minaron, le destruyeron hasta hacerlo desaparecer del circuito ATP. Pero como buen Fénix ha vuelto, ha renacido. Está donde se le espera para ayudar a vencer al contrario. Desde aquel mágico 2000 en el Palau Sant Jordi, Ferrero no se ha perdido ni una sola final española de la Davis, siempre ahí detrás de los ‘grandes’, para apoyarles y ayudarles a ganar. En 2004 en La Cartuja jugando los dobles, un partido no muy acertado, pero siempre ahí. En las semifinales de este año entro como reserva, como lo venia haciendo últimamente, pero por suerte o desgracia un miembro del equipo se lesionó y ahí estaba él, siempre él. Ganó, hizo lo que se esperaba de él. El día 4 comenzará otra gran final, mismo escenario, el Palau se llenará para dar aliento al equipo, Ferrero estará en el banquillo, de nuevo suplente.

Nadie sabe si jugará o no, si será de nuevo fundamental como en el 2000. Lo que si sabemos es que estará ahí dando suerte, ayudando. Juan Carlos Ferrero, siempre ayudando, siempre ahí, siempre AVE FÉNIX.

MI ÚLTIMA CARRERA

Pues la verdad ya hace algún tiempo pero bueno cuando uno tiene que currar y viajar bastante , pues al final se queda todo en planes ,pero para este proximo 2009 va ha ser diferente por que me encuentro con más ganas de correr que nunca.
Así que nos vemos en las carreras¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Bueno al tajo , Pues la última carrera a la que fui , fue la primera carrera popular de siana en Mieres . La cerdad fué sin duda divertida y cuanto más anecdótica , corríamos como quíen die entre colegas, éramos entorno a 140 corredores , más o menos.
Un día maravilloso ni calor ni frío. El viento a favor y todas esas cosas.
A mi me gusta salir justo por detrás de la cabeza sin alejarme mucho , para llevar siempre ese ritmo de arriba y tener controlada la distancia.(manías mías) con lo que dan la salida y allá vamos .
Aun no tengo claro si el problema del primer kilometro fué cosa de organización , de la cabeza de carrera o del destino , el caso es que íbamos a un buen ritmo los veinte primeros corredores y cuando miro para atras , imaginad. No había nadie . Me quede palido¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
No estaba marcado el recorrido, con lo que eso conlleva que los últimos pasaron a ser los primeros y aunque solo habíamos recorrido apenas dos mil metros pues ya nos quitaban otros mil de vantaja. Hasta hay todo correcto.
Terreno llano , buen ritmo 4500 metros recorridos y comenzamos inexplicablemente a subir ,
en principio pense que nada sería una cuesta nada más .
7000 metros de subida que eso quitaba el hipo , solo del susto casi me muero.Pero que tenía desnivel la historia, que no era cosa de tomarse a broma.
Pero bueno como buen y orgulloso paisano que soy , que no se rinde , pues hice un esfuerzo y complete el abrupto recorrido de unos 15000 metros . Creo que es la carrera que más satisfación me ha dado acabar , por que cuando flaqueo mi cuerpo se fortalecio mi mente . Y no solo eso , si no que al llegar había un ambiente buenísimo en lo alto de la montaña . Con fiesta incluida , un monton de buena gente , y como no unos autobuses que nos desplazarian hasta el pabellón para darnos una ducha.
Para el año proximo repito y si puedo me llevo otro monton de buenos momentos y puñado de amigos.

¿COMO FUE TU ULTIMA CARRERA?