Crónica: Riaño Trailrun 2017

Me siento afortunado de poder escribir estas líneas, me siento afortunado de un año más poder formar parte de alguna manera en este proyecto, disfrutándolo más si cabe que en la edición cero. 

Riaño es especial, la carrera es especial y mi forma de participar en ella también lo es, al final aquí uno se olvida hasta que viene a una carrera, por que todo lo que la engloba cobra mucha importancia en mi caso. Vine con la intención de correr el OPEN y acabé corriendo un poco todos los días con todo el mundo, haciendo piña haciendo carrera algo que hice el año pasado, pero que este año se incrementó exponencialmente. 
El recorrido es de ensueño y la organización ha estado a la altura de la carrera y de las circunstancias tan complejas que se pueden dar en una prueba de este tipo. No hay peros, ni medias tintas, han conseguido llevar a cabo la idea y el proyecto del que formamos parte el año pasado, no para 30 corredores profesionales, si no para todo el mundo y eso en realidad tiene mucho mérito, las etapas son duras, técnicas y preciosas, la logística no es sencilla pero ha sido más que eficiente. Y la calidad humana de todo el cuerpo técnico, voluntarios y corredores es de las más grandes que he visto jamás, se hace piña en Riaño Trail Run. 
No va haber crónica al uso, tan sólo una alta recomendación, y el agradecimiento de dejarme una vez más ser parte de este proyecto, os dejo unos vídeos para que descubráis esta maravilla. 

Corre, no te tortures.

Nuestra sociedad en la mayoría de los casos nos lleva a tomarnos las cosas demasiado a pecho, ponemos una meta antes que un medio para conseguir un objetivo.

Creo que en la vida y en el deporte es algo poco acertado.

¿Quieres disfrutar corriendo? (ya sea por montaña o por las calles de tu barrio).

Es tan sencillo como hacerlo, no necesitas unas zapatillas para correr, ni unos pantalones nuevos, y mucho menos pensar en ningún tipo de competición. Por que lo que buscas es disfrutar.
Pero eso no lo necesitas ahora, ni cuando lleves diez años corriendo, por que el disfrute y la felicidad no necesitan que tú te dejes X dinero en material deportivo. Otra cosa es que en algún momento te lo plantees y lo lleves a cabo, pero necesario no es.

¿Y cómo disfruta uno corriendo?

Muy fácil, no te exijas nada, es absurdo marcarte un ritmo en el que seguramente vayas incomodo, una distancia que nunca va a ser correcta y que acabará por hacerte sufrir más y lo que es peor, facilitará que en vez de un acto divertido, entrenar se un suplicio.

Correr es un placer, un disfrute, una manera de desconexión, cuando uno corre por placer, para distraerse lo primero que debe aprende a olvidar es que va corriendo.

¿Y eso como se hace?

Yo creo que es la parte más básica, y por donde todo el mundo que empieza a hacer deporte debería comenzar.
Haz Ca-Co (Caminar – Correr) Caminas un poco a un ritmo relajado, despreocupado y corres otro poco, pero no 5 minutos, ni un kilómetro, que sea un trote ligero, pausado, disfrutón, da lo mismo si es de 50 metros que de 400 metros lo importante es que ese momento que estás corriendo no te suponga un esfuerzo.

Esto, lo puedes hacer los días que quieres, el disfrute no entiende de fechas, sólo de condiciones (la de no exigir), mientras cumplas esos términos podrás hacerlo cuantas veces desees y tiempo quieras.

Y es así como creo que todo el mundo se puede enganchar al deporte y a una forma de vida saludable, se puede hacer en familia, con niños pequeños en caminos de ida-vuelta.