TRAIL NOCTURNO DE ILLAS

Me encantan las carreras que presentan novedades, que se salen de los estándares a los que estamos habituados, y el Trail nocturno de Illas prometía cuanto menos ser diferente. 
Ya había corrido alguna vez de noche, ¿pero hacerlo a tope?, no eso nunca lo había hecho.
 
Hay un ambiente increíble y somos más de 300 los corredores que estamos expectantes y nerviosos en una linea de salida escuchando el briefing de carrera, todos queremos que comience ya, tenemos ganas de experimentar y de estrujar los sentidos al límite, quizás eso sea lo que más me llame de esta carrera, el tener que desarrollar los sentidos, sincronizar más con el medio, para poder ir a tope. 
 
Comenzamos la cuenta atrás, y al llegar a cero, salimos como una manada de búfalos, no miro atrás, salgo el primero, aunque se que en menos de un kilómetro perderé ese liderato, así es, me pasan cuatro corredores para engancharme a mi compañero de equipo Marcos Cea e ir en 6 y 7 plaza, vamos los dos a buen ritmo, corriendo rápido por un bosque bajo pero siempre en subida, ahora no hay miramientos, no hay paisajes que ver ni una inmensa serpiente de luces a la que admirar, ahora solo cabe correr, correr rápido para que no nos den alcance. 
 
Me empiezo a separar de Marcos, y algún corredor se acerca, se empieza ver algún paisaje, en la primera zona del cortafuegos ya se empieza apreciar lo mágico de esta carrera, el como poco a poco antes nuestros ojos se levanta los pueblos cercanos, Avilés etc.. 
Sigo apretando, aunque no quiero desfondar para la bajada los ritmos que llevamos son de locura, como se nota que aquí correr gente de asfalto. 
 
Llegamos al Gorfoli, y nos tiramos monte abajo a ritmos de 3:40 min/km voy en posición 17, he perdido unas cuantas, pero se que si doy seguido a ese ritmo voy a coger a gente bajando. 
Así es, aprieto muy fuerte, disfruto viendo el esplendor de la noche, viendo a nuestra compañera la luna, la vita está habituada a esa oscuridad, así que ya corro sin ningún tipo de miedo. 
Llegamos al cortafuegos de nuevo y ahí me encuentro con varios corredores, es una zona resbaladiza, pero se que es arena limpia, así que no dudo un segundo en tirarme al suelo como si fuera un tobogan, gracias a eso los adelanto y sigo apretando hacia abajo.
Se escucha de fondo Metallica, estamos llegando a meta, aprieto más y con un ambiente espectacular llego en una fantástica 13 posición ha habido premio a tanto esfuerzo. 
Carrera de 10, lleno de voluntarios, avituallamientos completos y bien señalizada, carrera diferente y mágica. ¿Que más se puede pedir? Una III edición.

TRAIL NOCTURNO DE ILLAS

Me encantan las carreras que presentan novedades, que se salen de los estándares a los que estamos habituados, y el Trail nocturno de Illas prometía cuanto menos ser diferente. 
Ya había corrido alguna vez de noche, ¿pero hacerlo a tope?, no eso nunca lo había hecho.
Hay un ambiente increíble y somos más de 300 los corredores que estamos expectantes y nerviosos en una linea de salida escuchando el briefing de carrera, todos queremos que comience ya, tenemos ganas de experimentar y de estrujar los sentidos al límite, quizás eso sea lo que más me llame de esta carrera, el tener que desarrollar los sentidos, sincronizar más con el medio, para poder ir a tope. 
Comenzamos la cuenta atrás, y al llegar a cero, salimos como una manada de búfalos, no miro atrás, salgo el primero, aunque se que en menos de un kilómetro perderé ese liderato, así es, me pasan cuatro corredores para engancharme a mi compañero de equipo Marcos Cea e ir en 6 y 7 plaza, vamos los dos a buen ritmo, corriendo rápido por un bosque bajo pero siempre en subida, ahora no hay miramientos, no hay paisajes que ver ni una inmensa serpiente de luces a la que admirar, ahora solo cabe correr, correr rápido para que no nos den alcance. 
Me empiezo a separar de Marcos, y algún corredor se acerca, se empieza ver algún paisaje, en la primera zona del cortafuegos ya se empieza apreciar lo mágico de esta carrera, el como poco a poco antes nuestros ojos se levanta los pueblos cercanos, Avilés etc.. 
Sigo apretando, aunque no quiero desfondar para la bajada los ritmos que llevamos son de locura, como se nota que aquí correr gente de asfalto. 
Llegamos al Gorfoli, y nos tiramos monte abajo a ritmos de 3:40 min/km voy en posición 17, he perdido unas cuantas, pero se que si doy seguido a ese ritmo voy a coger a gente bajando. 
Así es, aprieto muy fuerte, disfruto viendo el esplendor de la noche, viendo a nuestra compañera la luna, la vita está habituada a esa oscuridad, así que ya corro sin ningún tipo de miedo. 
Llegamos al cortafuegos de nuevo y ahí me encuentro con varios corredores, es una zona resbaladiza, pero se que es arena limpia, así que no dudo un segundo en tirarme al suelo como si fuera un tobogan, gracias a eso los adelanto y sigo apretando hacia abajo.
Se escucha de fondo Metallica, estamos llegando a meta, aprieto más y con un ambiente espectacular llego en una fantástica 13 posición ha habido premio a tanto esfuerzo. 
Carrera de 10, lleno de voluntarios, avituallamientos completos y bien señalizada, carrera diferente y mágica. ¿Que más se puede pedir? Una III edición.

DIRECCIÓN PEÑA MEA

Hoy prometia un día de entrenos espectacular, y así lo fue, a las 9:30 con cita en “El rincón de Marga” había quedado con David Morán y otro amigo para entrenar. Podía hacerme la ligera idea de que a puertas de la Quebrapates la dirección que íbamos a tomar era esa, y en realidad no me había equivocado un ápice.
En esa dirección arrancamos los tres ligeritos, pena que en un breve espacio de tiempo el amigo de David (soy un desastre para los nombres) no se encontró demasiado bien, por lo que aplazó su entreno para la tarde en el recorrido de otra bonita carrera de la zona, la Coto Musel.
Una vez los dos solos comenzamos a tirar un poco más fuerte, había bastante niebla media, lo que hacía suponer que en el Pico nos encontraríamos con unas espectaculares vistas del Parque Natural de Redes, y así iba siendo.
A escasos 300 metros de desnivel nos encontramos con otros tres corredores entre los que estaba el gran José Calleja, y atención un piloto de motocross con su moto, haciendo lo mismo que nosotros.
Seguimos tirando para arriba donde alcanzamos la cima del pico en menos de dos horas, fue una buena subida, en la que trotamos mucho y nos lo pasamos muy bien en pequeños tramos técnicos, un guía como David es un lujo, ya que en todo momento me iba indicando todos los entresijos y todo cuanto veíamos.
Esperamos un poco arriba por el resto de corredores y otra vez para abajo, en ese momento me dio una pájara considerable, por lo que me tomé un gel, que pronto hizo efecto, posteriormente fue David el que no iba también, y es que aunque sea entrenando lo cortés no quita lo valiente, este entrenamiento no era precisamente un paseo.
Al final los dos repuestos y contentos llegamos a Villoria de vuelta, con más de 18 kilómetros en las patas, y unos 3400 metros de desnivel, en lo que entre charlas, risas, y correr tardamos 3 horas 26 minutos.
Este tipo de entrenos son espectaculares, buena gente, buen sitio, ¿que más se puede pedir?.

PEÑA MEA

Hoy prometia un día de entrenos espectacular, y así lo fue, a las 9:30 con cita en “El rincón de Marga” había quedado con David Morán y otro amigo para entrenar. Podía hacerme la ligera idea de que a puertas de la Quebrapates la dirección que íbamos a tomar era esa, y en realidad no me había equivocado un ápice.

En esa dirección arrancamos los tres ligeritos, pena que en un breve espacio de tiempo el amigo de David (soy un desastre para los nombres) no se encontró demasiado bien, por lo que aplazó su entreno para la tarde en el recorrido de otra bonita carrera de la zona, la Coto Musel.

Una vez los dos solos comenzamos a tirar un poco más fuerte, había bastante niebla media, lo que hacía suponer que en el Pico nos encontraríamos con unas espectaculares vistas del Parque Natural de Redes, y así iba siendo.

A escasos 300 metros de desnivel nos encontramos con otros tres corredores entre los que estaba el gran José Calleja, y atención un piloto de motocross con su moto, haciendo lo mismo que nosotros.

Seguimos tirando para arriba donde alcanzamos la cima del pico en menos de dos horas, fue una buena subida, en la que trotamos mucho y nos lo pasamos muy bien en pequeños tramos técnicos, un guía como David es un lujo, ya que en todo momento me iba indicando todos los entresijos y todo cuanto veíamos.

Esperamos un poco arriba por el resto de corredores y otra vez para abajo, en ese momento me dio una pájara considerable, por lo que me tomé un gel, que pronto hizo efecto, posteriormente fue David el que no iba también, y es que aunque sea entrenando lo cortés no quita lo valiente, este entrenamiento no era precisamente un paseo.

Al final los dos repuestos y contentos llegamos a Villoria de vuelta, con más de 18 kilómetros en las patas, y unos 3400 metros de desnivel, en lo que entre charlas, risas, y correr tardamos 3 horas 26 minutos.

Este tipo de entrenos son espectaculares, buena gente, buen sitio, ¿que más se puede pedir?.

TRAIL NOCTURNO CARRERILLAS

No estaba en mis planes, pero he de confesar que si hay algo que me atrae es correr en la montaña de noche, me parece místico, me parece audaz y sin duda hermoso, en ciertos momentos creo que para los sentidos hasta uno puede llegar a sentir más conexión con el medio, así que no podía dejar pasar esta oportunidad. 

El trail está organizado por el equipo de carreras por Montaña Toscaf GM  Ensidesa, tiene un recorrido de 15 kilómetros con un desnivel total de 1500 metros, seremos unos 300 corredores, la salida se dará a las 21:30. 

TRAIL, MADRIÑAN, RUNNING , SALOMON

 

TRAIL NOCTURNO CARRERILLAS

No estaba en mis planes, pero he de confesar que si hay algo que me atrae es correr en la montaña de noche, me parece místico, me parece audaz y sin duda hermoso, en ciertos momentos creo que para los sentidos hasta uno puede llegar a sentir más conexión con el medio, así que no podía dejar pasar esta oportunidad. 
El trail está organizado por el equipo de carreras por Montaña Toscaf GM  Ensidesa, tiene un recorrido de 15 kilómetros con un desnivel total de 1500 metros, seremos unos 300 corredores, la salida se dará a las 21:30. 
TRAIL, MADRIÑAN, RUNNING , SALOMON

CRÓNICA: TRAIL VILLALFEIDE – POLVOREDA (21K/D+1400)

Tras 6 fines de semana de competiciones tenía muchas ganas de llegar a esta carrera para poder “descansar”, también tenía muchas ganas de hacerlo bien, de dar todo lo que llevo dentro.
Amanece temprano para mi, en vez de ir el día anterior a la carrera, opto por hacerlo el mismo día, no es la opción más cómoda, pero el que quiere disfrutar de carreras y familia es el precio que tiene que pagar.
Puntualmente estoy en Villalfeide a las 8 de la mañana, alguna cara conocida se ve por ahí, entre ellas Miguel, compañero de Avientu, caliento mientras intercambio palabras e impresiones con Jesús Calleja y con Manu Merillas, lleva toda la semana mal del estómago y a mi pregunta de ¿como vas a ir? su respuesta. -!al corte¡.
Puntualmente dan la salida tras un minuto de silencio por los tres alpinistas muertos recientemente, me pego a Merillas y a Villa, se que mucho no puedo seguir el ritmo, pero en mi mente está desarrollar la estrategia de sube muy rápido para que el calor te pille bajando.
Los ritmos de los primeros kilómetros son brutales, bastante por debajo de los 4min/km, en apenas tres kilómetros ya hay diferencias y pese a que hasta el kilómetro 5 puedo verlos a unos cientos de metros ya hay muchas diferencias en carrera. Me pasan algunos corremontes, voy más o menos entre los 15 primeros corredores, empezamos la parte más dura de subida al “Polvoreda”, en apenas 4 kilómetros tenemos unos 1000 metros de desnivel positivo.
TRAIL VILLALFEIDE
  Trato de no perder mucha coba, y también de no perder muchas posiciones, me pasa entre otros Raquel Maestre, menuda temporada de carreras se está gastando esta chica. La subida es muy bonita, con mucha roca, las sense mantra se pegan a ella como lapas, una vez más he acertado con el calzado, cedo hasta la posición 26 al llegar al alto del Polvoreda, ahora me toca ponerme las pilas en la bajada e intentar recuperar algún puesto.
Esta es muy dura y técnica, tengo a tiro a un par de corredores, les está costando bajar rápido, cualquier mal apoyo o resbalón puede costar la carrera ya que es un tramo muy abrupto lleno de piedras por todos los lados, consigo darles caza, bajamos a un ritmo muy bueno pese a que las piernas ya están magulladas, trato de seguir titando con esa fuerza, es cuestión de tiempo que aparezca alguien más.
Así es en poco tiempo me topo con un par más de corredores entre los que está la segunda femina, faltan tan solo un par de kilómetros para terminar, lleva un ritmo bueno y cómodo, no viene nadie a la vista, así que esos últimos metros son para disfrutar, no necesito ningún puesto más, y se ha ganado una meta en cabeza.
El ambiente de meta es espectacular, voy inundado de alegría, hemos parado el crono en 2 h 28 minutos, le he recortado a Pajares un cuarto de hora, y me siento bien muy bien, muy contento con una 23 posición general y 11 de la Copa CyL.
He disfrutado de una carrera de 10, tanto en organización como en humanidad, he disfrutado también de los paisajes más bonitos de nuestra comunidad vecina, realmente desconocía esa espectacular montaña Leonesa y creo que durante mucho tiempo guardaré en mi memoria esos bonitos paisajes.
La carrera se la llevó Pablo Villa, seguido de Merillas, en Feminas Raquel, seguida de Alma.
Un gran día en compañía de grandes personas.